enero 13, 2020

|

de: innovaatioadm

|

Categorías: Uncategorized

El re-aprender, base para el nuevo enfoque de negocios

El re-aprender, base para el nuevo enfoque de negocios.

Liderar en tiempos de cambios continuos y vertiginosos, en un mundo digital donde las decisiones no esperan y la acción muchas veces llega tarde, es el nuevo reto de los líderes actuales.

Es justamente ahí que el nuevo liderazgo empresarial es exigido con un cambio en la perspectiva actual de cómo se hacen e implementan las acciones estratégicas en una organización. Estamos claros, que cada día, el uso tradicional de las técnicas que siempre aplicamos para el marketing, las ventas, la publicidad y la llegada al mercado, se ven limitadas porque siguen encasilladas a modelos obsoletos. Es angustiante para los altos ejecutivos de muchas empresas tratar de entender, luego del fracaso: ¿por qué los resultados que obtenemos no son los que se planearon? y nos preguntamos finalmente, ¿qué es lo que hicimos mal? Lo más duro es reconocer que  empresas nuevas que salen al mercado a competir, nos ganan el mandado en la rentabilidad, las ventas y el crecimiento.

Nuevas perspectivas, visiones y nuevos enfoques en las metodologías, para los que la ciencia actual no ha estado preparada, son los que predominan el mundo digital de hoy. Ya el futurólogo Alvin Tofler nos decía muchos años antes: Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender.

Un mensaje que lleva la connotación de la velocidad del cambio y que por sí mismo nos dice mucho sobre las claves del nuevo liderazgo. Si queremos ser libres y auténticos líderes en una nueva sociedad, ya no es importante solo aprender y seguir aprendiendo, pensando que nuestra preparación extensa dará respuesta exitosa a las preguntas del ¿cómo hacer?, ¿qué hacer? y ¿cuándo hacer?, sino que hoy, debemos exigirnos nosotros mismos el realizar un proceso interno de “desaprender”, borrando de nuestras mentes los supuestos y verdades que creíamos o nos daban los libros y las enseñanzas, como claves ciertas y absolutas para lograr el éxito.

Ser líder en una sociedad digital que crece y se transforma gracias a los cambios en la tecnología y la forma de hacer las cosas, nos exige adelantarnos a lo que viene, teniendo una mente limpia, capaz de integrar todo ese nuevo conocimiento sin que colapse con las formas tradicionales de hacer las cosas y permitiendo que en el proceso del re-aprender, nos quitemos el mito de las verdades que ya no lo son, desaprendiendo lo que sabemos y eliminando las cargas y dogmas que nos impiden el ver más allá,  para que fluya el nuevo conocimiento.

El mundo actual, la economía, las sociedades y las aspiraciones de la gente, hoy se mueven por otros factores y disparadores que, originadas y motivadas por el mundo digital y la innovación, están socavando las estructuras tradicionales empresariales y la competitividad. Enfoques del mundo digital para el que nunca estuvieron preparadas las empresas y que exige que el liderazgo de hoy, sea capaz de revertir esta situación, para darle continuidad y futuro.

La riqueza ya no se está gestando por el mismo modelo que tradicionalmente creíamos con cierto grado de certeza; los grandes stocks de productos ya no son necesarios, la personalización ha llegado para quedarse, la co-creación, el co-working, las redes sociales, las nuevas posibilidades y oportunidades del mundo digital y la innovación de hoy, son la base fundamental que debemos ser capaces de asimilar.

“Líderes en una nueva sociedad, donde lo más valioso será el reaprender, compartiendo e incluyendo el valor de la experiencia, es la clave del nuevo liderazgo”.